Mercurio Editorial

El libro, el valor de la eternidad

  

CATÁLOGO DE MERCURIO EDITORIAL

Aquí podrás encontrar nuestros títulos y comprarlos

El emigrante canario que presidió el banco Nacional de Cuba. Memorias de Luis Suárez Galbán (Guía de Gran Canaria, 1851 - New York, 1917)

Sergio Aguiar Castellano, Amado Moreno Suárez y Eugenio Suárez-Galbán Guerra. Historia. 1 Edición. 2018. cartoné. 15x21 cm. 138 p. ISBN: 978-84-948566-9-3

Prólogo por Amado Moreno y Sergio Sánchez Suárez, 9

Introducción por Eugenio Suárez-Galbán Guerra, 17

Memorias, 31

Datos para una biografía de Luis Suárez Galbán por Sergio Aguiar Castellano, 89

Apéndice documental y fotográfico, 123

«Resignarme con mi suerte, sin renunciar a la noble ambición de mejorarla. Esa fue siempre mi característica». Esta frase podría atribuirse perfectamente a un pensador de los grandes clásicos. Y no es así. Pertenece a Luis Suárez Galván, el emigrante guiense que un día llegó a Cuba con apenas una mano delante y otra detrás para labrarse un porvenir en la modesta tienda de víveres de un tío suyo en La Habana.
Allí compartió techo inicialmente en la misma y pequeña habitación para dormir con tres personas más, que durante el día era habilitada también para depositar mercancías. Reconoció años más tarde Luis Suárez Galván que tan miserable alojamiento y la dureza de carácter de su tío (cuya honradez y generosidad con su familia juzga incuestionable) le causaron bastante depresión de ánimo, "pero me guardé de manifestarlo -puntualiza-, temeroso de que llegara a conocimiento de mis padres a quienes no quería proporcionar un disgusto".
Prudencia y sensatez distinguen este comportamiento suyo. Como si hubiese leído al romano Horacio que había avanzado en su tiempo, siglos antes, que «la vida es prudencia... y un punto de locura». Creo que Luis Suárez Galván pareció responder a esa definición a lo largo de su trayectoria vital. Prudencia en las dificultades y en las situaciones de bonanza económica, y un punto de locura en su aventura migratoria, sin garantías de éxito con sus sueños de emprendedor.
No deja de ser curiosa la anécdota que sirve de detonante a Luis Suárez Galván para coger un barco en junio de 1867 en el Puerto de la Luz con rumbo a Cuba. Tenía 15 años y seis meses. Su obligada presencia y visión de una autopsia, con sierra incluida del cirujano forense para abrir un cadáver en una sala del cementerio local guiense, le provocó un desmayo. Recuperado de esta fuerte impresión, decidió entonces pocas semanas después zarpar en un buque para la isla caribeña.
Sus Memorias, interesantes para todo aquel que tenga curiosidad no sólo por las claves de un triunfador en el mundo de las finanzas y en el comercio, sino también por un ejemplo de referencia humanística y dinamismo empresarial, desvelan una vida de tenacidad y sacrificios desde la infancia, que le sirvieron de acicate para alcanzar sus objetivos.
El texto original de sus Memorias y sus logros materiales en la emigración a Cuba y Estados Unidos nos muestran un hombre de inteligencia natural, desarrollada en la universidad de la calle, como ahora se estila decir, pero con una formación académica básica que más tarde pulió y amplió con sus estudios de contabilidad y aprendizaje del idioma Inglés para penetrar con una oficina comercial de su empresa en la Quinta Avenida de Nueva York.
Importante: en contraste con el perfil de tiburones que caracteriza con frecuencia a los hombres de negocio triunfantes, Luis Suárez Galván demostró otro talante o actitud: la disposición permanente a reconocer el esfuerzo de sus empleados, de gratitud con sus padres a los que había dejado en Guía, de altruismo con su ciudad natal y de respeto a todos aquellos con los que tenía que competir en el comercio y las finanzas.
Sus Memorias no tienen desperdicio. Constituyen un relato ameno, abarcando desde la niñez hasta su jubilación, en la que mezcla vivencias, datos y reflexiones propias de una persona con afán de superación incontenible y combativa. En la calidad de su exposición se adivina su frustrada vocación literaria, que él mismo confiesa.
En respuesta a los detractores de aquellos que se dedican al comercio como él, defiende que esta actividad es un oficio noble que ofrece un vasto campo a la inteligencia, y aunque no tiene más finalidad -admite- que la de ganar dinero, también lo es que al comerciante no le aguarda otra satisfacción a sus afanes, "puesto que ni la historia se habrá de ocupar de él para nada, ni sus contemporáneos le juzgarán por su habilidad o su talento, sino por sus éxitos o descalabros".
Gran verdad esta ratificada con experiencias que conocemos de comerciantes en la propia ciudad guiense, que a lo largo del pasado siglo XX tuvieron resultados dispares. A buen seguro que ustedes retienen en su memoria nombres y apellidos de un puñado de ellos.
Finalmente me permito llamar la atención sobre otro apunte clarividente de Luis Suárez Galván en sus aludidas memorias, que nos acerca aún más a su recia personalidad y perspicacia.
«He sustentado siempre -dice- que el que tiene condiciones para abrirse paso, surge a despecho de los obstáculos que se le pongan en su camino, mientras que el que no posee condiciones se rinde más tarde o más temprano al peso de su propia ineptitud».
Toda una reflexión que resume una filosofía de vida, una filosofía de trabajo que parece aprendida en Harvard y no en la calle como le sucedió a él. Pienso que la sociedad actual no anda sobrada de los valores que él predicó con su ejemplo de quehacer empresarial, incluyendo la vertiente estrictamente humanística en su relación con los demás.
Por tanto, Guía hace muy bien, sin duda, en reivindicar hoy su memoria y la vigencia del mensaje que transmite el legado de esta figura, Luis Suárez Galván, que siempre tuvo a gala, con orgullo, haber nacido en esta ciudad.


Precio:
10,40 €
incluidos impuestos 4%
0,40 €

Más gastos de envío y tramitación.



Términos y condiciones - Nota de envio



Información sobre la resolución de litigios en línea: La Comisión Europea proporciona una plataforma para la resolución extrajudicial de los litigios en el siguiente vínculo: http://ec.europa.eu/consumers/odr/
Nuestro correo electrónico:: ismaroto@hotmail.com


 

Email