Mercurio Editorial

El libro, el valor de la eternidad

Catálogo. Música


Música coral profana 1. Música canaria de inspiración tradicional y popular. Francisco Brito Báez. Obra esencial 2
Francisco Brito Báez
José Brito López
 (revisión y edición)
Rafael Sánchez Araña (revisión y edición)
Antonio Brito López (revisión y edición)
Marcos Pulido Suárez (revisión y edición)
Estudio y partituras
1 Edición. 2013
cartoné. 21x29 cm. 212 p.
ISBN: 978-84-92628-09-4
P.V.P. 25,00 € 

En el presente volumen, dedicado a la música coral profana, se ofrece una compilación de obras de inspiración en la música popular y folclórica de Canarias en las que Francisco Brito Báez (1943- 2008) ha sabido fundir espléndidamente la composición para coro con la esencia de la música canaria. La revisión y edición se ha llevado a cabo por José Brito López, Rafael Sánchez Araña, Antonio Brito López y Marcos Pulido Suárez. Ha consistido en un trabajo cimentado en un profundo conocimiento de las obras, el estilo del maestro y el contexto que rodea a estos arreglos. Dada la variedad temática de este repertorio, comenzaremos por dedicar unas líneas a la terminología que se nos presenta como subtítulos en las obras sin
pretender con ello realizar un estudio profundo de la misma. Sobre todo nos concentraremos en el aspecto musical tal y como lo hizo Francisco Brito, puesto que algunas de las canciones interpretadas en su versión original van acompañadas por un baile, por ejemplo: la Saranda, a la que Juan Brito le ideó la tan conocida danza de la campesina.

Stabat Mater. Francisco Brito Báez. Obra esencial 1
Francisco Brito Báez
Rafael Sánchez Araña (revisión y edición)
Estudio y partituras
1 Edición. 2012
cartoné. 21x29 cm. 176 p.
ISBN: 978-84-96887-05-3
P.V.P. 25,00 € 

El Stabat Mater… La contemplación de la Virgen a su Hijo crucificado es el quinto de los conocidos como Siete Dolores de María, está presente en la duodécima estación del Viacrucis y es recogida por San Juan en el capítulo XIX de su evangelio, versículos 25-27, en estos términos: Junto a la cruz de Jesús, estaba su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Cleofás, y María Magdalena. Al ver a la madre y cerca de ella al discípulo a quien el amaba, Jesús le dijo: «Mujer, aquí tienes a tu hijo». Luego dijo al discípulo: «Aquí tienes a tu madre». Y desde aquel momento, el discípulo la recibió en su casa. A la citada representación de María frente a su Hijo en sus últimos momentos de vida, conocida, para el caso que nos ocupa, como Stabat Mater («Estaba la madre»), le siguen otras escenas que han inspirado numerosas obras de tema religioso. De todas ellas, el Descendimiento, que refleja la bajada de Jesús de la cruz, o la Piedad, donde María aparece con su Hijo muerto en sus brazos, son, sin duda alguna, los dos motivos más recurrentes por parte de los artistas, ya sean pintores o escultores, ya sean músicos… Aunque en las próximas páginas nuestra atención se centrará en el motivo del Stabat Mater, consideramos que es muy importante no desgajar este tema de sus vínculos con las otras escenas posteriores a la muerte de Jesús y señaladas en el anterior párrafo, pues todas conforman una unidad ideológica esencial para entender el cristianismo y sus representaciones artísticas: la muerte de Jesús es la dolorosa muerte del hombre y la vida gozosa del Cristo. Muerte y vida se unen para configurar el que cabría fijar como principal fundamento de la fe cristiana: la salvación de la humanidad. De ahí la reiteración durante siglos de los mencionados temas y de ahí nuestro interés por destacar esta unidad e invitar al lector, futuro oyente, a que perciba su presencia en la íntima y emotiva versión del Stabat Mater de Francisco Brito Báez (1943 - 2008) realizada por el violinista y director grancanario Rafael Sánchez Araña, que es y será el objeto de nuestras atenciones en este tomo.